TU TIEMPO VALE MÁS QUE EL DINERO

El mejor regalo que puedes hacer es ofrecernos tu tiempo libre y dedicación.

Participa en nuestros proyectos y ayúdanos a llegar aún más lejos.

Creemos en el cambio.

  • Acogida

  • Alimentos

  • Refuerzo escolar

  • Promoción de la mujer

  • Alfabetización

  • Corte y confección

  • Tienda de ropa

Rellena el siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo.

De conformidad con lo que dispone la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, Protección de Datos de carácter personal (en adelante, LOPD) y el Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo de la LOPD (en adelante, RDLOPD), consiento que mis datos sean incorporados a un fichero, debidamente inscrito en el Registro General de Protección de Datos a nombre de CARITAS INTERPARROQUIAL DE BENICARLÓ, y que sean tratadas con la finalidad de mantener una relación entre el donante y la entidad. Asimismo declaro haber sido informado sobre la posibilidad de ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndome a CARITAS INTERPARROQUIAL DE BENICARLÓ en C/ SANT FRANCESC, 24 - 12.580 BENICARLÓ (CASTELLÓN).

«Los voluntarios no reciben paga, no porque sean inservibles, sino porque son invaluables»

RESPIRA

Que este sea un espacio que te aporte en positivo y te ayude a desconectar de la cotidianidad. Que te llene y te renueve en tu día a día.

SONRÍE

Ofrece tu mejor sonrisa a aquellos que la necesitan. Enséñales a vivir la vida con optimismo

COMPARTE

Comparte tu amor y dedicación y disfruta aprendiendo tanto como enseñando.

DIFUNDE

Sé el altavoz del mundo. Muestra a los demás que con poco se puede llegar lejos.

La historia dice que un viajero de la ciudad de Ammán llegó a unos campos cercanos a Dana. Pronto observó que sus campesinos recogían alimentos del campo con instrumentos muy rudimentarios, de modo que no dudó en regalarles unas modernas herramientas para facilitar su trabajo. Al año siguiente el viajero regresó y les preguntó “¿Qué tal con las herramientas?” “Muy bien” le respondieron, “ahora recogemos la siembra diez veces más rápido”. Al oír esto el viajero rápidamente afirmó “imagino entonces que estaréis recogiendo diez veces más que antes”, pero uno de los pobladores replicó perplejo “no señor, seguimos recogiendo la misma cantidad de siembra, sólo que ahora disponemos de diez veces más tiempo libre para dedicarlo a aquello que realmente nos hace felices”